Foro Secundaria

Retos y Oportunidades

Relatoría

En el Foro de Secundaria: "Retos y oportunidades" llevado a cabo en la ciudad de Tijuana, B.C., los días 7 y 8 de diciembre, participaron alrededor de 1100 personas entre docentes de matemáticas y español, asesores técnicos pedagógicos, jefes de enseñanza, directores, supervisores/inspectores y autoridades educativas.

Entre las diversas actividades desarrolladas, resaltó la participación del Maestro Lorenzo Gómez-Morín Fuentes, quien en su conferencia señaló aspectos del sistema educativo nacional y los principales procesos que se asocian a la educación básica. Destacó el liderazgo académico como el segundo factor más importante después de las prácticas docentes para fortalecer el aprendizaje de los alumnos, enfatizando la necesidad de favorecer y desarrollar el liderazgo de los diferentes actores educativos en su ámbito de competencia.

Asimismo, con base a la convocatoria difundida por la Dirección de Educación Básica, se recibieron 36 ponencias de diferentes actores educativos de secundaria; de las cuales el comité técnico seleccionó 10, mismas que fueron presentadas en ese espacio y representaron la oportunidad de conocer la diversidad de prácticas y desafíos en la vida cotidiana de las escuelas y que hacen indispensable asumir diferentes iniciativas ante las problemáticas y las condiciones de los centros educativos al impulsar la autonomía, el diálogo y el trabajo colaborativo para aprender de nuestras experiencias.

De estas presentaciones, se deriva el compromiso de la Dirección de Educación Básica en la generación de espacios para Encuentros Regionales que favorezcan el diálogo entre pares y promuevan el trabajo colegiado para la mejora del logro educativo.

Además, en el foro también se llevó a cabo la reflexión en mesas de trabajo por actores educativos, análisis que concluyó en el caso de los directores y supervisores, en presentar como estrategia base, el fomentar espacios para el trabajo colegiado al interior de las escuelas, en donde se fortalezcan habilidades fundamentales como la comprensión lectora y así los docentes mejoren sus prácticas.

Los asesores técnicos pedagógicos y jefes de enseñanza, reflexionaron sobre la necesidad de incrementar los espacios de diálogo, donde se destaquen las prácticas educativas exitosas, más que la impartición de contenidos, así como reactivar la función docente y del asesor, teniendo como centro de atención al alumno. Entre los compromisos en este rubro esta el que a través de la asesoría se fomenten espacios para la reflexión, análisis y discusión entre alumnos en pro de su desarrollo.

Con respecto al trabajo realizado por docentes de matemáticas y español, las estrategias diseñadas se tornaron hacia la actualización sobre comprensión lectora, uso de la tecnología de la información y la comunicación, el liderazgo y sobre inclusión educativa. Además señalaron la necesidad de formación sobre sensibilización y motivación, como centro para fomentar una actitud de colaboración y promover ambientes favorables en el aula y aprendizajes significativos en los alumnos.

Otras de las actividades presentadas fueron las conferencias relacionadas con la evaluación, resultados de enlace y el perfil de los docentes de educación básica, como factores asociados al aprendizaje así como rescatar la importancia de utilizar los resultados que arrojan las evaluaciones nacionales e internacionales en beneficio de la mejora del logro educativo.

Para concluir este evento, se llevó a cabo un panel entre expositores y actores educativos, en el que el compromiso, el profesionalismo, la voluntad, el aprovechamiento del tiempo, el cumplimiento del calendario escolar, el liderazgo del directivo y participar e n la cultura de la evaluación, fueron comentarios clave relacionándolos con la pregunta: ¿Qué se requiere para mejorar el logro educativo?

En general, podemos decir que se tiene que reconocer el espacio de desarrollo que el alumno reclama, y no olvidar que estamos aquí por los alumnos y para los alumnos, por eso docentes y autoridades les corresponde hacer lo que les toca hacer y así favorecer la mejora del logro educativo, pero sobre todo alumnos felices.